martes, 10 de junio de 2008

EL TRATAMIENTO Y SUS CONSECUENCIAS DEL CANCER DE BOCA Y ESÓFAGO-ALOPECIA Y CAIDA DEL CABELLO

ALOPECIA Y CAIDA DEL CABELLO

EL TRATAMIENTO Y SUS CONSECUENCIAS DEL CANCER DE BOCA Y ESÓFAGO


Cáncer oral.-
Si el tumor es lo suficientemente pequeño, se recomienda la extirpación quirúrgica. La radioterapia y la quimioterapia se emplean cuando el tumor es grande o se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello, aunque no es descartable que sea necesario también acudir a la cirugía cuando se trata de tumores grandes que impiden tragar o dificultan la respiración. Es la denominada cirugía paliativa, capaz de mejorar los síntomas pero no de curar la enfermedad.

Es difícil definir con exactitud las reacciones que va a provocar cada tratamiento en cada paciente, porque estos varían considerablemente según cada persona y dependen mucho de la etapa en la que se encuentre el tumor y el área específica que va a ser tratada. Cuando el nódulo tiene un tamaño considerable, el cirujano se ve obligado a extirpar también parte del paladar, la lengua e incluso la mandíbula y las cuerdas vocales (total o parcialmente), algo que además de tener consecuencias prácticas en su vida diaria, puede modificar su aspecto físico. Algunos pacientes suelen necesitar una prótesis artificial o algún tipo de dispositivo para recuperar el habla; otros, requieren terapias de rehabilitación para el lenguaje, para aprender otros modos de comunicarse o bien para mejorar el movimiento, la masticación, la deglución y el habla. En ocasiones es necesario recurrir a la cirugía plástica para reconstruir la zona.

La pérdida de peso es una de las consecuencias más visibles de este tipo de tratamientos ya que la ingesta de alimentos se convierte en una acción extremadamente difícil y dolorosa para el paciente. En este caso, el médico debe sugerir algún tipo de dieta ligera que le ayude a mantener una alimentación sana y variada. Lo más fácil es tomar alimentos blandos, sopas, purés, batidos proteínicos y cualquier cosa que resulte fácil de tragar. Un truco consiste en tomar pocas cantidades de comida, con mayor frecuencia, en lugar de tres comidas más abundantes.

Otro curioso efecto secundario tiene que ver con las dentaduras de estos pacientes. Mientras dura el tratamiento muchos de ellos no podrán seguir usándolas, e incluso después, algunos de ellos se ven obligados a cambiarlas debido precisamente a las transformaciones que han sufrido los tejidos de su cavidad bucal, una alteración que inutiliza los viejos 'dientes'.

Cáncer esofágico.-


Éste depende de varios factores como el tamaño y localización del tumor, el estado de salud del paciente etc. Generalmente en esta fase suelen intervenir varios especialistas diferentes, desde cirujanos hasta médicos del aparato digestivo, pasando por oncólogos médicos, radioncólogos, y dentistas, quienes practican al paciente una exhaustiva revisión antes de que comience el tratamiento.

Si la tumoración está localizada y las células enfermas no se han extendido a ninguna otra zona del organismo, la opción elegida es la cirugía. En esta operación, además de extraer el área afectada, los cirujanos conectan el fragmento sano que ha quedado del esófago con el estómago para restablecer así la función de tragar. Una sonda de plástico o un fragmento del intestino pueden servir para realizar ese empalme.

En ocasiones, se utilizan quimio y radioterapia, o bien una combinación ambas, como primera opción y con el fin de facilitar la realización de la cirugía, especialmente cuando el tumor está localizado en un área de difícil 'acceso' para los cirujanos. En los pacientes que no toleran la cirugía o cuando ya existe metástasis, se pueden usar la quimioterapia o la radioterapia para aliviar los síntomas (terapia paliativa); aunque en tales circunstancias, la enfermedad generalmente no es curable.

Otras opciones disponibles son la terapia con láser –que utiliza un potente haz de luz para matar células cancerosas y la electrocoagulación que emplea para el mismo fin una corriente eléctrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada